Instituto empresa familiar

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, clausura el XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar, organizado por el IEF y patrocinado por KPMG y Banco Santander, y que ha reunido en Valencia a más de 700 empresarios familiares de toda España.

La Empresa Familiar reclama consenso político para alcanzar pactos en Educación, Competitividad y Fomento del Crecimiento.

  • El presidente del IEF advierte de un próximo cambio de ciclo económico y de que nuestra economía está ahora en peores condiciones que en 2008, por lo que considera imprescindible que nuestro país se prepare mediante políticas adecuadas.

Valencia, 30 de octubre. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha clausurado hoy el XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar, organizado por el Instituto de la Empresa Familiar, con la colaboración de la Asociación Valenciana de Empresarios, patrocinado por KPMG y Banco Santander, y que bajo el lema “Comprometidos con el Futuro”, ha reunido en esta ciudad durante tres días a más de 700 empresarios familiares procedentes de toda España.

En el acto de clausura ha intervenido también el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco J. Riberas, quien ha apelado al espíritu del consenso logrado hace 40 años con la Constitución para que los partidos políticos, a pesar de la actual fragmentación parlamentaria, sean capaces de alcanzar acuerdos sobre el modelo económico y social que queremos para nuestro país.

Esos acuerdos imprescindibles deberían centrarse, según el presidente del IEF, en tres cuestiones: educación, un plan de innovación y competitividad y el fomento de medidas que favorezcan el crecimiento de las empresas.

“Nuestra economía –ha dicho Riberas- se encuentra hoy en peor estado que el que tenía en 2008, por ejemplo, a nivel de endeudamiento público o desempleo, para afrontar una futura recesión. Ese posible cambio de ciclo que llegará antes o después no puede pillar a España sin los deberes hechos. No podemos permitirnos que se sigan adoptando medidas de corto plazo con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad”.

En este mismo sentido, ha asegurado que “es necesario tomar medidas e implementar reformas y precisamos avanzar sin dilación. Sabemos que la coyuntura política de nuestro país no es fácil, sin embargo, ahora que nos acercamos al aniversario de nuestra Constitución, sería necesario apelar al espíritu del consenso de aquellos años, para tomar decisiones importantes para el futuro de nuestro país.

Adecuar la oferta educativa

“No tienen sentido -ha dicho Riberas- las continuas reformas educativas de los últimos años. Es necesario consensuar un plan que permita adecuar la oferta educativa de nuestro país, incluida la formación profesional dual, a las demandas futuras de las empresas en un entorno cada día más digital”.

En el plano de la competitividad, Riberas ha manifestado que “es preciso fomentar activamente la colaboración entras las universidades, centros tecnológicos y empresas. En un mundo global, nuestro país no puede competir en el futuro por costes laborales sino por productos y tecnologías innovadoras y por niveles excelentes de calidad en sectores tan importantes para nosotros como el Turismo”.

Respecto al tamaño de las compañías, el presidente del IEF ha señalado que “sólo con una masa crítica suficiente nuestras empresas podrán invertir en desarrollo tecnológico y globalización que les permita liderar sus mercados a nivel mundial, generando centros de decisión relevantes a nuestro país y un efecto tractor positivo para las empresas más pequeñas”. Es por eso que, en su opinión, resulta imprescindible que desde las administraciones se fomenten medidas que favorezcan el crecimiento empresarial.

Deterioro de la percepción económica

Riberas ha hecho también referencia a la encuesta realizada ayer entre los más de 700 empresarios asistentes al Congreso, y en la que se aprecia un ligero deterioro de la situación económica, rompiendo la tendencia de mejora que se venía registrando en los últimos años. “Si bien han surgido mensajes positivos como el hecho de que el 67% de los que estamos hoy aquí vayamos a reinvertir en nuestras empresas la mayor parte de los beneficios de este año, la percepción de los empresarios familiares en este congreso sobre el crecimiento a corto y medio plazo de la economía española ha empeorado sustancialmente y ya el 41% de todos nosotros no vemos creación de empleo para los próximos años”, ha señalado.

Además, “en los últimos meses han empezado a sonar los tambores que parece que anuncian una desaceleración del crecimiento mundial. Así lo ha expresado el FMI hace unas semanas y parece que lo confirma el nerviosismo de los mercados financieros en los últimos meses”, ha recordado el presidente del IEF.

Por último, Riberas anunció que el próximo Congreso Nacional de la Empresa Familiar, el número 22, se celebrará en la ciudad de Murcia.

Pablo Casado

La última jornada del XXI Congreso Nacional ha contado también con la participación del director general del IEF, Juan Corona, que presentó una ponencia titulada “Empresa Familiar: El valor del compromiso”, en la que desgranó las cifras en las que se puede cuantificar la aportación de la empresa familiar a la sociedad.

Igualmente, ha intervenido el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, quien ha realizado un análisis de la situación económica y política y ha contestado después a las preguntas planteadas por los empresarios familiares con los que estuvo conversando posteriormente.

Castilla y León presenta “Empresa Familiar en las aulas”

Inmediatamente después se ha desarrollado una mesa redonda en la que, bajo el título “El reto de despertar el espíritu empresarial en la escuela”, han participado César Pontvianne, presidente de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL), Alberto Zoilo Álvarez, presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid (ADEFAM), y Vicente Boluda, presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). La moderación ha corrido a cargo de Juan Corona.

En esta mesa, Pontvianne presentó el programa “Empresa Familiar en las aulas”, promovido por Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) en colaboración con la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León y que permitirá dar a conocer a los escolares el papel y relevancia de la empresa familiar en la economía y sociedad, sus valores, y promover vocaciones emprendedoras y empresariales entre los más jóvenes.

“Queremos transmitir a los niños nuestra pasión, nuestro esfuerzo, nuestro compromiso con las personas y con nuestro entorno”, ha indicado Pontvianne, al tiempo que ha agregado que para ello “nada mejor que actuar en su educación en sus primeras fases de la vida, siendo crucial poder participar en el pan de estudios y colaborar en su formación académica”.

En este sentido, el programa “Empresa Familiar en las aulas” contempla una serie de actuaciones que servirán para reforzar los contenidos previstos en el currículo académico de Primaria y Secundaria que están relacionados con la empresa y el emprendimiento, y que posibilitarán al tiempo el contacto directo de los estudiantes y sus profesores con las empresas familiares.

Así, alumnos de 6º curso de Primaria y de 4º curso de Secundaria recibirán de primera mano el testimonio de personas vinculadas con la empresa familiar, a través de una serie de charlas que serán impartidas entre enero y marzo de 2019 en los centros escolares por los propios empresarios, quienes les describirán qué hacen, cómo lo hacen, sus retos y valores.

Posteriormente, los alumnos visitarán sus empresas, donde podrán conocer in situ su funcionamiento, actividad, organización y características.

Justo antes de la clausura ha tenido lugar otra mesa redonda, titulada “Emprender desde la Empresa Familiar”, en la que han intervenido Gloria Fluxá, vicepresidenta ejecutiva de Grupo Iberostar, Yolanda Tomás, consejera delegada de Istobal, y Mireia Torres, directora de Innovación y Conocimiento de Miguel Torres, moderadas por Manuel Iturbe, director de Banca de Empresas en Santander España.

2018-10-30T17:51:38+00:00